Google HISTORIAS DE AL ANDALUS: La excelencia del sistema educativo andalusí segùn Ibn Jaldún (parte I)

lunes, 17 de diciembre de 2012

La excelencia del sistema educativo andalusí segùn Ibn Jaldún (parte I)

Ibn Jaldún, famoso historiador, de la edad media, entre otras profesiones, nos relata y enaltece el gran sistema educativo de Al Andalus, como el mejor método de enseñanza  utilizado hasta entonces.
madraza granada
Madraza Nazarí-Granada

Su descripción, extraída de su obra INTRODUCCION A LA HISTORIA (Antología), resaltando la excelencia del método pedagógico utilizado por los andalusíes, resulta  relevante  en comparación con  su época y zona, la enseñanza atravesaba un proceso de  decadencia cuya consecuencia era la dejadez y la poca predisposición de los niños y jóvenes para aprender.
Nos sirve también para  comparar con los métodos actuales no  en sí por lo que se enseña, ya sabemos que estamos hablando de dos culturas y siglos diferentes, sino en  el método a emplear para que los niños puedan aprender de buen grado y mejor calidad de aprendizaje:



EL MÉTODO DE ENSEÑANZA

No resulta posible enseñar una materia a los que la estudian sin avanzar de tema en tema gradualmente y poco a poco. Primero deben exponerse las cuestiones de las que se ocupa cada una de las partes de la ciencia a estudiar y sus fundamentos esenciales. Para aproximar al alumno al conocimiento que se le quiere transmitir hay que presentarle los temas en una primera visión general, teniendo en cuenta su capacidad intelectual y la disposición en que se encuentra respecto a lo que desea enseña. El estudiante realiza así un recorrido general y obtiene una idea aproximada de la materia. El conocimiento inicial que adquiere es superficial pero el objetivo de este primer paso consiste en lograr predisponerlo a entender la materia.

Luego se le explican los mismos temas por segunda vez, con una profundidad mayor, ofreciéndole toda la información al respecto y aclarándole las dudas que se le presenten, pues ahora se trata de hacerlo salir de las ideas generales y ponerlo en el camino para que él mismo pueda llegar a conocerla. Procediendo de esta manera se logra que el alumno adquiera el hábito de aprender. Una vez que ha realizado un avance considerable en la ciencia estudiada se repite la materia por tercera vez. El método de enseñanza más perfeccionado, pensamos, es aquel que prevé el estudiar un mismo tema tres veces. Algunas personas dominan perfectamente una ciencia sin necesidad de volver sobre un punto en tantas ocasiones pero ello se debe a unas cualidades personales y una inteligencia que le facilita el trabajo.

Hoy encontramos maestros que ignoran cualquier método y para los cuales lo que acabamos de decir resulta algo desconocido. Desde el primer momento exponen las cuestiones más abstractas y alambicadas, exigiéndole a los estudiantes comprenderlas con sus propias fuerzas. Este, piensan, constituye el mejor camino para formar al alumno. Pero de este modo sólo logran que se aprendan los conceptos más fundamentales de memoria, sembrando la confusión en su cabeza.
El desconcierto del estudiante aumenta al presentarle las cuestiones más elevadas junto a los principios básicos del tema.

LA ENSEÑANZA PRIMARIA

La enseñanza del Corán a los niños es una de las normas establecidas desde antiguo en los países del Islam. Esto es algo que se observa en todas las poblaciones importantes y obedece al querer fijar en las mentes infantiles las aleyas coránicas y algunas de las tradiciones más fundamentales. Por ello, el Corán constituye la base de la enseñanza primaria y el origen donde se asienta toda educación posterior. Las diferencias entre un país y otro surgen de las diversas ideas de cada pueblo acerca del objetivo de esta instrucción inicial. Por ejemplo, los habitantes del Magreb se limitan estrictamente al Corán: estudian la ortografía del texto, las lecturas que de él hicieron los antiguos autores que lo comentaron y lo memorizan.
Nunca usan en la enseñanza primaria ni tradiciones, ni poemas ni otros fragmentos de autores antiguos, hasta que los estudiantes conocen perfectamente el Corán o abandonan los estudios. Y si renuncian a esta materia normalmente no siguen con otra.

En Al Andalus, se comienza por el Corán, aprendiendo en él a leer y a escribir, como libro de donde surgen la religión y las ciencias. Pero no se limitan a este texto en la enseñanza primaria. Al mismo tiempo que él, los maestros dan a los alumnos fragmentos de poesía y de prosa, les piden aprender algunas reglas de gramática árabe y les enseñan caligrafía. D este modo, al alcanzar la adolescencia, tienen ya los andaluces un buen conocimiento de la lengua y destacan en la escritura. A la vez se les despierta la inclinación hacia todas las ciencias y podrían dedicarse a ellas si hoy se hubiera conservado en Andalucia la antigua tradición pedagógica. Pero en nuestra época no sucede así y el aprendizaje queda normalmente reducido a la enseñanza primaria.

El qádi Abu Bakr B.Al Arabí propone un sistema original. Según él es conveniente seguir el método andaluz y comenzar por enseñar la lengua y la poesía antes que ninguna otra materia. He aquí algunas de sus afirmaciones : "La poesía constituía para los antiguos árabes un registro de sus vivencias. Por ello resulta necesario empezar la formación de una persona por el estudio de la poesía y de la lengua. A continuación, el niño debe pasar al cálculo y aprender sus reglas principales con corrección. Luego podría empezar a leer el Corán, cosa que encontrarán como tarea fácil por la preparación de los estudios anteriores" Y añade:" Entre nuestros compatriotas hay gente irresponsable que obliga a los niños a comenzar por el Libro de Dios, y a leer algo que no entienden. Los niños, lógicamente desvían su atención hacia otras cosas que para ellos son mas importantes que el estudio" Mas abajo dice: " El alumno, después de haber realizado los estudios iniciales antes mencionados, puede pasar a ocuparse de la religión, del derecho, la lógica y las tradiciones"
Este autor desaconseja el aplicar  simultáneamente a dos ciencias, a menos que la inteligencia del estudiante le permita sacar provecho de ellas.

Reconocemos que el sistema expuesto por el Qádi, Abu Bakr resulta un método de enseñanza bueno. Pero las condiciones sociales lo hacen inviable. La costumbre de empezar por el Corán obedece al deseo de aprovechar los primeros años de una persona para que lo aprenda antes de que abandone los estudios y pierda para siempre la ocasión de conocerlo. Si se tuviera la completa seguridad de que iba a continuar su formaciòn y de que seguiría atentamente todo el programa planteado, el sistema propuesto por el qádi Ibn Al Arabí, sería el mejor de los métodos posibles, tanto para Occidente como para Oriente.


Fuente: Libro Introducción a la Historia (Antologìa) Ibn Jaldún- Biblioteca de la Cultura Andaluza

block3

Entradas populares